1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12

#Bellezalatente I

¿A dónde va la belleza cuando estamos enfermas? Del 14 al 19 de octubre de 2018, publiqué en mi cuenta de instagram @izaskun_arana, un trabajo de investigación y fotografía sobre la belleza y el cáncer de mama.

Documentación, entrevistas personales y fotografías dieron como resultado una veintena de imágenes y textos de una realidad y crudeza absolutas. Publicadas durante la semana previa al Día Internacional del Cáncer de Mama, el trabajo generó en nuestro entorno más próximo un revuelo que hoy aún perdura.

#BELLEZALATENTE

Esta es una historia que recorro junto a @ira_ohlala_ y @carleme, dos mujeres con #cancerdemama.

Las dos fueron diagnosticadas por insistir ellas en ello; se salen de las estadísticas y nada lo hacía previsible.

Han afrontado la enfermedad de maneras muy distintas cada una, con el común denominador de que lo han hecho a su manera, y ha roto un tabú; el de contar que lo han hecho queriéndose todo el tiempo y no dejando morir en ellas las ganas de sentirse guapas y hermosas. Sus testimonios, que os compartiré estos días, os van a sorprender tanto… Espero que sean inspiración para otras mujeres que pasan por lo mismo.

La historia de la medicina, lenta en el avance del tratamiento contra el #cancer, nos ha dejado un prejuicio cruel con las personas que lo sufren: ver a alguien con la cabeza sin pelo, sin pestañas y sin cejas, va unido, en muchos, al final de la vida de manera inevitable. Y no es así.

La estética que deja el cáncer no es más que un estadio estético. En este caso, (el de Iratxe y Carla) ambos cánceres están en proceso de recuperación y desapareciendo. El estado de ánimo de estas protagonistas es positivo pero, el entorno social, muchas veces, no acompaña. Ellas van avanzando, dejan la enfermedad atrás, salen a la luz. Y sin embargo, la sociedad se empeña en retenerlas. El fatalismo de los prejuicios contra la estética que genera el tratamiento del #cancer obliga a las enfermas a luchar en otro campo más de batalla.

Es un error. Un reflejo mal interpretado. Una mala lectura de las instrucciones. El pelo sólo está dormido, la belleza y el regreso a la vida, latentes.

IRATXE

Es inteligente y divertida. Le gusta viajar, bailar, hacer mil cosas… Trabaja en el sector turístico y su imagen siempre ha sido algo importante para ella. Organizada y previsora, acudió acompañada a la consulta el día en el que le iban a dar la noticia.

Contarlo no le resultó fácil, pero eso no la detuvo. El proceso la ha transformado totalmente. No sólo ha dicho un SÍ rotundo a todas mis propuestas, sino que anteriormente ya ha pasado por la radio para hablar públicamente de la enfermedad.

A sus 33, lo tiene claro. Considera que hablar alto y claro salva vidas. Reclama más atención para las mujeres más jóvenes y reivindica una moderación de precios para los productos designados para el cáncer: «Tenemos de todo, pero sólo por decir que tienes cáncer te presentan los productos más caros del mercado… Es cuando tienes que saber qué es lo que te va bien y hacerte con lo que tú realmente necesitas. Yo lo tenía claro. Siempre he sido muy coqueta. Me gusta la moda y soy fiel a mi estilo, a mis colores. En ese momento tenía claro que quería seguir sintiéndome igual de guapa, así que fui incorporando a mi fondo de armario todo lo que me hiciera verme bien» – @ira_ohlala_

BATALLANDO

No hay una forma correcta de afrontar las consecuencias estéticas del tratamiento contra el #cancerdemama. Cada una lo hace lo mejor que puede. El error por parte de la sociedad es entender esta estética como algo negativo, dotarla de un cariz catastrófico. Sin embargo, es también un símbolo de lucha. Son guerreras en medio del fragor de la batalla. Y yo así las veo: fuertes, poderosas. Cuidado, #cancerdemama. Tiembla. Estas mujeres están preparadas para la batalla, y vas a perder la guerra.

«La ausencia de pelo en mi imagen personal ha sido una fase pasajera de aprendizaje y aceptación. Era otra siendo yo misma» – @carleme

Sin miedo, cuando llegó el momento, Carla se rapó el pelo en casa: máquina en mano, ayudada por su marido, grabó el vídeo y lo subió a #instagram. Dice que raparse ella misma le dio «sensación DE PODER«; el poder de controlar algo en vez de que se lo arrebataran. Nunca ha llevado peluca.⠀

«Verme enferma, perder las cejas, las pestañas… fue duro. Pierdes expresividad. Pero hay que adaptarse. (…) La primera vez que toqué mi cabeza sin pelo me mareé. Lloré y me prometí que me cuidaría y me mimaría. (…) Lo tuve claro; llevaría peluca».

@ira_ohlala_ nos enseña la peluca que llevó durante los primeros meses del tratamiento.

Las pelucas no forman parte de la cultura de belleza occidental y su uso es un tabú. Sí, sin embargo, los postizos y las extensiones se consideran objetos de lujo en peluquería. Esto es una gran paradoja y requiere de reflexión y cambio de actitud social a ellas. Las pelucas para las enfermas de #cancerdemama se venden como objetos protésicos y hay unas pequeñas ayudas para subvencionarlas. Los precios abarcan una horquilla de entre 500€ y 1.000€ (dependiendo de la largura y calidad del pelo elegidos). Llevarlas no es fácil. La adaptación suele ser dura. Su uso está lleno de prejuicios y miedos al qué dirán. No obstante hay mujeres negras y latinas, que por cultura y tipo de pelo, usan pelucas como objeto de lujo y complemento de belleza. Adoptar esta simbología sería un avance para las mujeres con #cancerdemama.

Iratxe lleva #peluca de #pelo sintético de #PelucasLuisDiaz.

«Sabía que iba a suceder, y lo vi como una consecuencia, una cicatriz más. Hasta que no llegó no sabía cómo lo iba a afrontar. Te aconsejan que te cortes el pelo y que vayas pensando si llevarás peluca. Yo lo tuve claro; llevaría peluca, y sabía muy bien cómo sería, así que fue fácil elegirla. Así que no me corté el pelo. Cuando la caída fue excesiva me rapé y me puse la peluca que era muy similar al corte de pelo que llevaba». – @ira_ohlala_

HERMANAS DE ENFERMEDAD

El #cancerdemama es una enfermedad con una gran comunidad. Las mujeres que lo padecen son miembros de ella de por vida. No sólo a través de las asociaciones. También en las habitaciones de los hospitales, en las consultas… Las mujeres se unen, se hacen confidentes, cuidadoras emocionales, psicólogas y consejeras las unas de las otras. Iratxe y Carla han compartido sus historias en las redes sociales. Han sido para ellas de gran ayuda en el proceso; estar conectadas con amigos, recibir mensajes de cariño… Las milenials también tienen #cancerdemama.

«Al ver a otra mujer con cáncer de mama te sientes con pena, acompañada y esperanzada. Con pena porque otra mujer tiene esto, y no se lo deseas a nadie. Acompañada porque te miras en los ojos de la otra y no tienes que demostrar nada, ni dar explicaciones. Es un sitio seguro de expresar miedos y ánimos. Un sitio para contar anécdotas y remedios. Se crea comunidad que no te hace sentir que estás sola en esta situación. Y sobre todo esperanzada, al ver que muchas mujeres llevan años en remisión después de diagnóstico y tratamiento, algunas hasta con 29 años de sin rastro de la enfermedad». – @carleme

Carla se ha hecho miembro de la Asociación de mujeres afectadas por el cáncer de mama #katxalin.

Mientras, Iratxe ha decidido afrontar la enfermedad desde el ámbito privado más absoluto. Su padre, madre y amigos han sido sus pilares. Pero sobre todo, ella misma: «Aprendes a quererte. Es una situación que desearías no tener que vivir, pero yo he aprendido a sacarme partido en cada cambio. Eso me ha hecho darme cuenta de que ahora me quiero, no sé si más, pero sí mejor». El apoyo externo es imprescindible, pero la piedra angular para la recuperación es la autoestima. El cuidado de la mujer y su imagen personal en el proceso ayuda y da soporte en la superación del día a día.

«Durante el tratamiento (el pelo) dejó de existir, y la energía que antes dedicaba a su mantenimiento también. Pero los días que estaba mejor, me divertía haciendo diferentes tipos de cejas con plantillas e intentando cubrir de la mejor forma posible unas ojeras antes inexistentes. (…) Solía decir que era (al estar calva) un maniquí como los de las tiendas. Eso me hizo reflexionar que podemos ser quien queramos ser en ese lienzo en blanco; tú misma ¡u otra! El no tener pelo no significa muerte. Significa vida y que estás luchando por ella con todas tus ganas». – @carleme

Pañuelo de topos vintage anudado por @carleme con estilo caribeño.

Los efectos de la quimioterapia se presentan en menos de un mes. La necesidad de abordar una nueva imagen personal es imprescindible para hacer frente a la enfermedad. «Una niña se sorprendió de que llevase el pelo tan cortito… Lo convertí en algo divertido y le dejé que me tocase la cabeza». – @ira_ohlala_

Un día de calor este verano pasado en Madrid: «(…) Decidí ir sin nada en la cabeza que me protegiera. Para mi sorpresa, un par de personas se acercaron y me dijeron que les gustaba mucho mi imagen (sin pelo, con el maquillaje y el estilo de ropa). Allí entendí que el no llevar pelo puede ser visto como un acto de rebeldía, y no de enfermedad, y que en esa rebeldía también hay belleza». – @carleme

«La primera vez que me quité la peluca mi sobrina de un año no me conoció. No quería que la cogiese, era como una extraña… Hasta que le canté la canción que solía cantarle… Decidí poner en marcha todas mis armas estéticas: pintarme los labios de fucsia, probar diferentes formas de ponerme mis pañuelos, llevar gorros, sombreros… Cosas que antes no hacía. También siempre me ha encantado cuidarme la piel y llevar una alimentación sana. Cambiar esta última ha sido uno de mis mayores rituales de belleza». – @ira_ohlala_

Iratxe lleva vestido de Kiara Moda., Miranda de Ebro.

DIGAN LO QUE DIGAN

«La gente espera de una #mujer con #cancerdemama que estés en la cama compadeciéndote de ti misma. Y NO. Vida sólo hay una. Sí que he tenido días insoportables de dolor, en los que la cama era mi refugio. Pero cuando he estado bien he reído, bailado, y disfrutado de cada momento como si fuese la primera vez». – @ira_ohlala_

Cada 30 segundos se diagnostica en el mundo un cáncer de mama. Hoy, 19 de octubre, es el Día Mundial del #cancerdemama. Cada cáncer es distinto, pero todos deberían acabar igual. Siendo sólo un un episodio del pasado.

Vida sólo hay una, como dice Iratxe. Vamos a exprimirla.

Hoy y mañana aún nos quedan las fotos más bonitas de este proyecto por ver. Fotos alegres, sinceras y que miran al futuro. Porque tras el #cancer #cancerdemama #si hay #FUTURO.

CERO CULPAS

Maquillarse deja de ser un acto arrogante para convertirse en algo terapéutico. La colorterapia cobra sentido. Los complementos para la cabeza son más complementos que nunca. Los elementos de belleza reclaman su papel estético como nunca. Su responsabilidad se eleva a la máxima potencia en un momento crucial. Que funcionen o no marca la diferencia entre un buen o mal día. Si en algún momento de la vida tiene sentido el universo de la moda y la belleza, es en este. Lo importante es sanar, por supuesto. Pero que el camino sea lo más amable posible, no sólo lo hace más fácil, sino que el bienestar es mayor. Si en algún momento el universo de la estética puede decir que ayuda a la mujer a algo, es este.

@carleme – «El prefijo oncológico sí existe en el mundo de la cosmética y el de la imagen personal, pero es un gran tabú. Se da gran relevancia al aquí no pasa nada en vez de al quiero probar algo diferente. Hay una estética del pañuelo del cáncer y no del pañuelo como complemento divertido. Al final del día la estética que decidas llevar puede hundirte o elevarte en esos momentos tan difíciles, y no dejas de ser mujer o estar guapa porque te pase algo». ⠀

Para las más jóvenes, tal vez, el uso ya habitual de complementos para la cabeza dota de mayor normalidad el hecho de tener que usarlos ante la ausencia de pelo. El cabello postizo sigue estando, a nivel cultural, lejos de nuestros hábitos de belleza. De hecho, Carla lo interpreta como un símbolo que quiere ocultar la verdad. En todo caso, el uso de complementos capilares habituales facilita y quita peso a una de las situaciones que es, sino la más, la que mayor impacto tiene instantáneamente en la autoestima de las pacientes.

«Mi madre sería partidaria de que llevase cabello postizo, pero tal vez es para ella misma no sufrir tanto por su hija. (…) Durante el tratamiento mi look favorito ha sido un pañuelo rojo atado en la cabeza y labios acordes. Siempre he llevado complementos en la cabeza ¡incluso flores como Frida Kahlo! Y durante la ausencia de pelo he seguido igual».

La lucha saca lo mejor y lo peor de cada mujer, como todas las enfermedades. El camino hacia la oscuridad y hacia la luz tiene los mismos pasos. La juventud parece que ofrece una ventaja a la hora de hacer borrón y cuenta nueva. Un vestido corto, unos pendientes móviles y un labio rojo cambian el estado de ánimo. La ilusión de la adolescencia por ir guapa, se siente más cerca.

«Con respecto a mi estética personal, decidí no hacer caso de lo que decían los demás y elegí lo que me hacía sentir bien a mí. Ese fue uno de los motivos que me llevó a usar peluca. Cuando perdí las cejas, tuve claro que quería una peluca con flequillo, de modo que la ausencia no se veía… La peluca me ayudó con mi seguridad (…). Puedes estar enferma y sentirte guapa, sexy, por y para ti. Reír, bailar y querer ver todos los colores que te quedan aún por ver…». @ira_ohlala

VOLVER

Volver y resurgir. Encontrar tu fuerza, redescubrirte y salir adelante siendo una tú mejorada. ⠀

¿Qué puede hacer la industria estética para ayudar a las mujeres con cáncer?

«Más allá de la imagen exterior debería empoderar la imagen interna de cada mujer, y más aún de las que perdemos nuestra imagen externa por un tiempo».- Carla

«Podría ayudar a las mujeres con #cáncer utilizando modelos de belleza real, incluidas mujeres que estamos pasando por la enfermedad». – Iratxe

 

VOLAR

Poco más puedo ya deciros… Volad amigas mías y sed felices.

Dedico este trabajo a las mujeres con #cancerdemama y a las que padecen cualquier otro tipo de enfermedad, física o mental. Lo bonito es pasajero, pero la bello es eterno. Aferraros a la belleza perenne de la vida. Vivid y volad.

 

#BELLEZALATENTE

Project & photography & art director @izaskun_arana
Models @ira_ohlala_ @carleme
Digital @mikelmartinezfotografo
Special thanks to @hotellagaleria